Conseguir mayor temperatura en tu horno solar

Si tu horno solar no consigue alcanzar altas temperaturas, puede ser debido a varios y diferentes motivos. Existen muchas maneras de mejorar la eficiencia de tu horno solar de caja. Esto te permitirá alcanzar  temperaturas superiores, de hasta 150º C o incluso más, con un horno solar de caja normal y corriente. Lo único que necesitarás es orientarlo hacia el Sol cada 30 minutos aprox.

A continuación vamos a dar algunos de los motivos que pueden ser responsables de que tu horno no alcance toda la temperatura que podría llegar a conseguir.

No es la época adecuada del año. Este es el motivo más obvio. Durante primavera y verano es cuando mayores temperaturas se alcanzan en el horno (en el hemisferio Norte). Y el clima también influye determinantemente. Debe ser un día soleado y con un cielo despejado para obtener la temperatura máxima de tu horno. El resto de días también podremos cocinar, pero a temperaturas inferiores y tomando más tiempo.

Los reflectores son muy pequeños o no tiene reflectores.

horno_solar

Mediante los reflectores podemos aumentar considerablemente la potencia de nuestro horno. Son importantes porque permiten recoger el doble de Sol, o incluso más. La diferencia es bastante notable. Yo conseguí aumentar en unos 20º C, creo recordar, la temperatura de mi horno cuando añadí los reflectores.

El cristal está sucio o no muy transparente. La energía procedente del Sol debe pasar a través del cristal. La suciedad, el vapor de agua (vaho) o cualquier elemento que empañe o reduzca la transparencia del cristal nos está restando mucha energía. Con un cristal un poco sucio se redujo la temperatura que alcanzaba mi horno en más de 10º C. Es importante mantenerlo limpio y transparente.

Las paredes no están bien aisladas. Para comprobar si es este nuestro problema, debemos tocar las paredes por el exterior con la mano cuando el horno esté en pleno funcionamiento. Si están muy calientes significa que estamos perdiendo mucho calor por falta de aislamiento. Hay que hacer las paredes más gruesas, y/o utilizar un aislante mejor.

Hay pérdidas de aire. Si tenemos una fuga o una abertura por donde pueda escapar el aire, se convierte en una pérdida muy importante de calor. El horno debe estar perfectamente cerrado y aislado. Cada vez que abrimos el horno (para acceder a la comida, remover, introducir, sacar ingredientes…) estamos perdiendo calor con el aire que se renueva. El horno se llena de aire nuevo a temperatura ambiente, y la temperatura desciende. Lo mismo ocurre si tenemos alguna fisura, grieta o escape por donde pueda perderse el aire caliente.

Una medida opcional con la que podemos incrementar la potencia de nuestro horno, es equiparlo con doble cristal (en lugar de uno sólo). El cristal es la superficie que más calor pierde, al tener menos aislamiento que las paredes. Un doble cristal (con una capa de aire en medio) mejora mucho el aislamiento de esta superficie.

Si creéis que existen otros motivos que podemos añadir a la lista, dejad un comentario y así podremos mejorar esta información entre todas/os.

Anuncios

Acerca de àcrata

Mi blog sobre cocina solar: https://cocinasolar.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Conseguir mayor temperatura en tu horno solar

  1. René dijo:

    Están muy bien estas indicaciones, pero hay que tener en cuenta que el horno solar no podrá nunca alcanzar las temperaturas de una buena cocina solar parabólica, lo que convierte a ésta en una herramienta más flexible y por tanto menos modificadora de la cultura culinaria allá donde se implante. Lo único verdaderamente importante en este caso es que el punto focal de la parabólica sea bajo, para lo que hace falta algo mejor que una antena de TV recubierta de espejitos.

  2. José dijo:

    Para René, lo importante es conocer los dos tipos de cocina, y aprovechar las cualidades de cada una.
    Ha caído en mis manos un libro que se llama manual del vidrio de la marca Saint Globain Glass. En este manual vienen las características y ensayos de todos los vidrios que venden.
    Segun explica la luz del sol está compuesta por un 3 % de radiación ultravioleta, un 55 % de rayos infrarrojos, y un 42 % de radiación visible.
    Para que el vidrio deje pasar la luz visible y radiación infrarroja, debe de tener un factor solar alto, lo más cercano a 1. Los vidrios claros tienen mejor factor solar que los verdosos o los que tienen color, y parece ser que si el canto del vidrio es color claro y no es verdoso, eso quiere decir que tiene poca cantidad de óxido de hierro y esto implica un factor solar alto.
    Esta marca tiene uno que ellos llaman Planilux, con un factor solar de 0,85 en espesores de 4 mm (tenemos suerte por que este es uno de los vidrios más baratos) y un factor solar de 0,91 en los Diamant. Parece ser que estos últimos se utilizan cuando se quiere tener una buena resolución de colores (por ejemplo en estanterías de exposición o escaparates interiores). El resto de cristales están pensados para reflejar más o menos la radiación infrarroja, y el factor solar puede variar entre un 0,7 a un 0,2 (este último es malísimo para usar en un horno solar, este se usa en ventanas exteriores en oficinas de climas muy soleados, y reduce el consumo de climatización)
    Parece que los vidrios caros son los que filtran la radiación solar y el cristal normalito y barato es el que tiene el canto blanco con un factor solar alto.
    Yo en mi horno tengo lo que encontré en la basura, y este cristal era uno de seguridad (son dos cristales pegados con una lámina de plástico en medio). Como la ventana es doble, en total tengo 4 cristales de 3 mm de espesor con dos láminas de butiral, y aunque tienen el canto blanco, la lámina de butiral reduce el factor solar (0,79 cada cristal, y 0,62 la ventana con doble cristal). Puede ser este el motivo por el cual no he conseguido superar los 130 ºC con el horno vacío.
    Intentaré con el tiempo cambiar dichos cristales por unos mejores, y sustituir los reflectores de madera y papel de aluminio por espejos.
    Para reducir las pérdidas de calor del horno hacia el exterior por transmisión se puede pintar el exterior del horno de color negro, y así absorverá mejor la radiación difusa del entorno y la directa (si en algúna parte no sombreada por el concentrador le da el sol o por la mala orientacíón, si lo has dejado durante una o dos horas si mover).
    Al tener una temperatura en la parte exterior un poco más alta, el horno para evacuar la energía que le llega del sol deberá aumentar su temperatura unos grados.
    Es decir, que la temperatura alta en la parte exterior del horno provocada por el carlor interior es mala (quiere decir aislamiento mejorable). Pero la temperatura alta en la parte exterior del horno provocada por la radiación directa o indirecta en esa superficie es buena (obliga a aumentar la temperatura interior).
    Un saludo.

  3. José dijo:

    Tengo más información sobre la temperatura máxima que se puede alcanzar en un horno solar de acumulación, sin concentración de la luz solar.
    Para los que no conozcan a Viessmann, es una empresa alemana que vende calderas de calefacción y equipos de energía solar térmica.
    Es la típica empresa alemana de muy buena calidad. Por que cuento esto, por que ellos que se dedican a probar y experimentar con distintos materiales para ofrecer lo mejor.
    Tienen un colector solar plano, y unos de los datos técnicos que facilitan es la temperatura máxima que alcanza cuando la instalación está parada y el agua interior no circula por panel.
    Este dato es de 220 ºC con una radiación de 1000 W/m2.
    Este panel tiene un vidrio de alta transparencia y bajo contenido en hierro, un aislamiento en la parte posterior de 5 cm de espesor de resina de melanina, y en la placa de cobre donde incide el sol un recubrimiento selectivo que le llaman Sol Titán o cromo negro (según sea la placa del panel de cobre o aluminio).
    Y en los colectores planos de máxima calidad añaden un tratamiento antireflexivo.
    Claro que un panel de 2,3 m2 de viessmann se fabrica en serie (es más barato) y cuesta casi 1000 euros. Se nos escapa totalmente de nuestro presupuesto, pero seguro que algo podemos aprender de lo que hacen ellos.
    Un saludo.

  4. cinestrat dijo:

    Es una temperatura muy buena de trabajo, realmente. Yo estoy utilizando una bandeja doble, con tapa, de chapa negra esmaltada en la parabólica y hoy he alcanzado medibles 357 grados Cº en el fondo de la bandeja. Dentro llevaba una masa de bizcocho. saludos.

  5. cinestrat dijo:

    Aquí podéis ver el resultado: http://cocinasolarparabolica.blogspot.com/

    saludos, René.

  6. Pingback: Receta para un bizcocho y un horno solar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s