Ahorra dinero con la última Reforma Energética, utilizando una cocina solar

La factura de la luz viene desglosada en dos términos: potencia y consumo. El consumo representa la cantidad de energía consumida en la vivienda, medida en kWh. El término de potencia determina la cantidad energía que tu compañía eléctrica te puede suministrar instantáneamente, es decir, la cantidad de aparatos eléctricos que puedes conectar al mismo tiempo.

Con la última reforma del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, se ha aumentado el término de potencia, y reducido el de consumo. Esto, de forma general, penaliza a quienes consumen menos energía y beneficia a los que consumen grandes cantidades de energía. Es una medida que atenta contra el ahorro y la eficiencia energética.

La cooperativa de energía Som Energia ha publicado una guía de orientación para que podamos reducir la potencia contratada, y con ello, el precio que pagamos fijo por el término de potencia de nuestra factura. De esta manera se puede aliviar el aumento del precio que conlleva la reforma energética. Esta cooperativa, comprometida con una revolución energética basada en el ahorro, la eficiencia y las energías renovables, premia sus clientes que consumen poca energía con respecto a las tarifas de otras comercializadoras energéticas.

Si os fijáis en la susodicha guía, podréis observar diferentes ejemplos para estimar la potencia que una vivienda necesitaría contratar. Quiero destacar como, de los electrodomésticos que más potencia requieren, aquellos que son sustituibles por una cocina u horno solar (el horno, la cocina eléctrica) son los que mayor potencia tienen de la lista. Si descontamos los electrodomésticos de uso menos habitual, como la secadora o el lavaplatos, el horno y la cocina eléctrica son, notablemente, los que mayor potencia consumen.

El término de potencia tiene un precio de unos 34€/kW anual con Som Energia, en Iberdrola unos 24€ anuales o en Endesa unos 22€. Por supuesto, el término de consumo es más caro en Iberdrola o Endesa, que en Som Energía (podéis comparar tarifas aquí y ver cuál es la diferencia total). Podemos estimar que un horno o una cocina eléctrica con 3000W de potencia nos costaría entre 66€ y 102€ -en función de tu tarifa- al año en concepto de potencia, sin contar la energía que consumirá durante su uso.

En el caso de que desconectes tu horno o cocina y utilices una cocina u horno solar en su lugar, podrías reducir la potencia contratada considerablemente, y ahorrar del orden de 100€ anuales sólo en término de potencia. Más lo que ahorras en energía que dejas de consumir, es desde luego una cantidad nada despreciable dentro del gasto energético de tu vivienda.

Anuncios

Acerca de àcrata

Mi blog sobre cocina solar: https://cocinasolar.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s